Pruzbul

El manejo de las deudas personales a raíz del Año Sabático

 

El año nuevo que empieza en Rosh Hashaná, 5782 desde la creación, es un año de Shemitá, un año sabático. En Israel se suspende toda actividad agrícola y tanto en Israel como fuera de se anulan las deudas a particulares.

En el siglo I AEC, durante la época del Segundo Templo, muchos dejaron de prestar dinero al aproximarse el año sabático, temiendo no poder cobrarlo antes de empezar el año sabático y luego la deuda quedaría caducada. Para evitar que la gente deje de prestar dinero, el gran sabio Hillel Hazakén instituyó un mecanismo, denominado Pruzbul, por medio del cual uno puede cobrar las deudas también durante y después del año de Shmitá. Dado que la Torá prohíbe cobrar únicamente deudas contraídas con particulares, pero no las contraídas con el público, por medio del Pruzbul el acreedor transfiere las deudas que la gente tiene con él a una corte rabínica, transformándolas así en deudas con la comunidad y, por ende, no caducan por Shemitá y pueden ser cobradas.

 

¿Cuándo se hace un pruzbul?

Aunque los préstamos no se cancelan hasta el final del año de Shemitá, una vez que comienza el año de Shemitá hay quienes dictaminan que un prestamista no puede exigir el pago de un préstamo (aunque puede aceptarlo sin demora si el prestatario desea pagarlo por su cuenta). Por esta razón, muchos tienen la costumbre de hacer un pruzbul antes de Rosh Hashaná, inmediatamente antes del comienzo del año de Shemitá, para poder cobrar durante todo el año de Shemitá. Una vez hecho el pruzbul, cualquier préstamo adicional requerirá un pruzbul adicional.

Otros simplemente hacen un pruzbul al final del séptimo año, justo antes de que se suspendan los préstamos. Para cubrir todos los terrenos, hay muchos —incluyendo a Jabad— que hacen el pruzbul dos veces, una vez antes del comienzo del año de Shemitá, y otra justo antes de que concluya.

Este año, el último día antes de Rosh Hashaná será el lunes 6 de septiembre de 2021, y deberías haber hecho tu (primer) pruzbul para entonces. Si no lo hiciste, puedes realizarlo antes del siguiente Rosh Hashaná.

 

¿Cómo y cuándo se hace? 

1. La manera más fácil de realizarlo es por medio de una declaración verbal en vísperas de Rosh Hashaná ante un Beit Din (corte rabínica). El mejor momento para eso es luego de Hatarat Nedarim (la Anulación de las Promesas) que se realiza todos los años ante un Bet Din en víspera de Rosh Hashaná. 

Se declara ante un Bet Din: “He aquí entrego todas las deudas que tengo (en calidad de acreedor) para cobrarlas cuando quiera.”

2. También puedes realizarlo por medio del formulario electrónico que compartimos a continuación como también por escrito y entregado a Beit Jabad. 

Debe llegarnos antes del mediodía de la víspera de Rosh Hashaná, lunes 6 de setiembre de 2021. Si después de enviar el formulario prestas dinero nuevamente, debes realizar un nuevo Pruzbul.

 

Y ¿si no debo y no me deben dinero?

Debido a la singularidad de la mitzvá de pruzbul, el Rebe —que su mérito nos escude— alentó a todos a hacer el esfuerzo de realizar un pruzbul. De hecho, sugirió que incluso alguien que no tiene deudas cobrables, y por lo tanto no tiene necesidad de un pruzbul, debería prestar simbólicamente una pequeña suma de dinero a otra persona para poder observar la inusual y fácil institución rabínica del pruzbul.

Por más información:
https://www.chabad.org/library/article_cdo/aid/562041/jewish/Loan-Amnesty-Pruzbul.htm